8.03.2017

Jaume I...

Us deixe aquest article de Levante-emv:



8.01.2017

D'EVANGELI.NET

T’enviem el llistat de celebracions de sants d’Agost:


La publicació dels nostres comentaris en la celebració d’un sant/a es realitza de la següent manera:
• Si un sant/a és celebrat a TOTA l’Església com una festa o solemnitat (per exemple, L'Anunciació del Senyor), aleshores el comentari apareix directament i en primer pla a la home de la nostra web (o en el mail que reps).
• Si la celebració d’un sant/a té categoria de memòria litúrgica, aleshores evangeli.net publica en un primer pla el comentari del dia segons el temps litúrgic del moment (Quaresma, Pasqua, etc.) i la homilia referida al sant del dia apareix activant el link Santoral.
A través del nostre CALENDARI PERPETU (Festes i propi dels sants) en qualsevol moment pots accedir al comentari de la celebració dels sants/santes ja enregistrats en el nostre cicle santoral.

7.30.2017

El detenido por los incendios de Fisterra admite su autoría e ingresa en prisión. Domínguez Senlle ya había sido detenido en el 2014 como presunto responsable de otros siete incendios en la misma zona. (EL PULPITO LAICO)

Además, un vecino de Ourense también fue detenido ayer por la autoría de tres fuegos registrados entre los meses de septiembre y octubre en el concello de Carballeda

           
El Congreso de los Diputados aprobó definitivamente la nueva Ley de Montes impulsada por el Gobierno para mejorar el aprovechamiento forestal en España, y considerada por la oposición "un ladrillo jurídico para sembrar el caos en los bosques, que no contenta a casi nadie".
El texto al que ha dado luz verde el Parlamento, gracias a la mayoría del PP, modifica una norma de 2006 y regulará más del 54% superficie del país, 27,7 millones de hectáreas que están consideradas suelo forestal, de las cuales dos tercios están en manos privadas.
La nueva Ley ha contado con el rechazo de ONG, ingenieros, biólogos, agentes forestales, sindicatos y de los grupos de la oposición.
Los aspectos más polémicos a los que han aludido los parlamentarios de los grupos de la oposición tienen que ver con que la nueva norma "degrade" el papel de los agentes forestales a la hora de denunciar delitos ambientales, o deje en manos de las Comunidades Autónomas la recalificación de los montes quemados, hasta ahora blindados en los 30 años posteriores al fuego.
Los ecologistas acusan al Gobierno de "consumar" la desprotección ambiental Las cinco grandes organizaciones ecologistas de ámbito nacional han considerado hoy que, con la aprobación de la nueva Ley de Montes, el Gobierno "consuma un nuevo paso de desregulación y desprotección ambiental en la Legislatura", y "omite el interés general para favorecer el privado".

...parece tan sencillo entender que la mejor manera de evitar los incendios forestales, provocados la mayoría, es bloquear cualquier beneficio económico como consecuencia del incendio...que sólo los intereses más sórdidos pueden colaborar en el logro...y a los incendiarios, pagados o pirómanos patológicos, nada de enviarlos a prisión, todos los días de su vida haciendo jornadas completas reforestando las zonas arrasadas.

El desacuerdo sobre el presupuesto pone en peligro el pacto de gobierno de Paterna de el Levante (EL PULPITO LAICO)


PSPV, Compromís y Podemos consultarán a sus bases si mantienen l'Acord del Batà después de que los socialistas aprobasen en solitario el borrador de las cuentas ? Los socios de gobierno de Sagredo rechazan el proyecto tras pedir las juntas vecinales más tiempo para estudiarlo


La Junta de Gobierno de Paterna ha aprobado esta mañana el proyecto de presupuestos de 2018, pero lo ha hecho con el único voto a favor de los ediles del PSOE y con el rechazo de Compromís y Paterna Sí Puede (marca blanca de Podemos), que habían pedido retrasar esta decisión hasta completar el proceso de participación ciudadana. Tras esta decisión, el PSOE ha anunciado que someterá a votación de su agrupación local si mantiene el acuerdo de gobierno con sus dos socios.
Por su parte, Compromís y PaSIP han llevado a cabo una rueda de prensa para explicar su rechazo al borrador por la petición del Consell Territorial de Participación de retrasar la aprobación de las cuentas para poder estudiarlas mejor, y porque cuenta con un informe de Intervención alertando de que el expediente está incompleto. Los portavoces de ambas formaciones, Juanma Ramón y Frederic Ferri, han asegurado que no tienen intención de romper el "Acord del Batà", aunque sí consultarán a sus afiliados y asambleas la continuidad en el mismo y el sentido de su voto cuando el proyeco de presupuestos pase por el pleno. "Dependerá de si se solucionan las cuestiones que ha planteado el Consell de Participación y el interventor y las recomendaciones de la secretaria", han anunciado.
Los socialistas han hecho público un comunicado en el, a travez de su portavoz en la corporación, Paqui Periche, anuncian que "someterán próximamente a la Asamblea local del partido la vigencia o no del Acuerdo del Batán porque el sentido del voto de hoy de Compromís arroja serias dudas acerca de si compartimos los mismos objetivos".
Periche ha dicho no entender "cómo hace un mes se presentaron los presupuestos y fueron defendidos y alabados por el propio Frederic Ferri y Juanma Ramón, y ahora apenas un mes después tienen el voto en contra de sus formaciones".
La regidora socialista ha puesto en valor que las cuentas del año que viene, que suman 60 millones de euros, serán equilibradas y estarán orientadas a completar el proyecto del Gobierno de Paterna. Y ha subrayado que "se congelarán los impuestos y continuará invirtiéndose en proyectos de obra pública que generarán más actividad económica, permitiendo el crecimiento empresarial y la creación de nuevos puestos de trabajo".

...una de las pocas cosas que Rajoy ha afirmado sin que la pongamos en duda, es que gobernar no es fácil. Hacerlo en coalicción complica más las cosas, sobre todo a los partidos que normalmente han gobernado en mayoría....y si además se quiere dar a los ciudadanos una participación activa en las inversiones a realizar, la complejidad aumenta, por éllo la tentación de evitarlo se hace mayor.
...porque esa es la cuestión del enfrentamiento, el PSOE con sus prisas va hacer imposible que los barrios sean informados suficiéntemente, para que con tiempo de reflexión decidan sus prioridades.
...la Participación que se inició en 2003, fué desmontada en los años de gobierno del PP, con incumplimiento de todos los proyectos que habían elegido los vecinos...durante casi dos años se ha trabajado duro para renovar la carta de Participación Ciudadana...aprobada por unanimidad por todos los partidos políticos, ahora unas prisas del PSOE, sin justificar, lo que dejaba de nuevo marginada a la ciudadanía, en contra de lo pactado, y por supuesto despreciando las horas que diferentes personas han dedicado, en su tiempo libre, en su elaboración...y llevará de nuevo al ostracismo lo que decía con la boca pequeña, revitalizar.

...sorprendente que la portavoz del PSOE, en vez de explicar la necesidad de esa rapidez que imposibilita un trabajo serio y responsable, saque pecho de los éxitos del equipo de gobierno, como si hubiera sido una tarea exclusiva de éllos, y los concejales de los partidos de la coalicción, hubieran estado en el Ayuntamiento de bulto.

Los tribunales se convierten en otra arma política para el Partido Popular EL PULPITO LAICO

La minoría parlamentaria de 137 diputados hace que los populares busquen fórmulas judiciales para obstaculizar a la oposición en el Congreso
La acción opositora del Gobierno central contra las decisiones legislativas de comunidades autónomas no gobernadas por el PP y el proceso independentista catalán dan a los magistrados un mayor protagonismo en la arena política
Los tribunales se han convertido en otra arma política para el Partido Popular. La minoría parlamentaria de 137 diputados hace que los populares busque fórmulas judiciales para obstaculizar a  la oposición en el Congreso, además de la acción opositora del Gobierno central contra las decisiones legislativas de comunidades autónomas no gobernadas por el PP y el proceso independentista catalán le otorgan a los magistrados un mayor protagonismo en la arena política.
El Ejecutivo de Mariano Rajoy había decidido ya descargar en los tribunales la solución al desafío secesionista catalán con la modificación de la ley del Tribunal Constitucional (TC) aprobada en 2015, que le permite suspender cautelarmente a altos cargos o autoridades políticas que desobedezcan sus resoluciones. La última decisión fue llevar al TC el nuevo reglamento del Parlament catalán que permite la desconexión exprés.
No solo el Alto Tribunal juega un papel activo contra los movimientos ilegales de los independentistas. El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) admitió a  trámite la nueva querella de la Fiscalía contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadel , por permitir   votar una resolución a favor del referéndum mientras que el Tribunal de Cuentas abrió un  procedimiento que podría concluir con la exigencia al expresident Artur Mas, las exconselleras Irene Rigau y Joana Ortega y al exconseller Francesc Homs para que asuman con su patrimonio los 5,1 millones de euros públicos que costó la consulta del 9-N.

Tribunales contra la política parlamentaria

En el ámbito de la Cámara Baja el PP también ha utilizado a los tribunales para solventar su minoría parlamentaria. El Gobierno planteó el pasado enero ante el Constitucional un conflicto de atribuciones con el Congreso por la decisión de la Mesa del Parlamento de levantar dos vetos de los veinte que ha puesto el Ejecutivo a diversas proposiciones de ley de los grupos parlamentarios. El Gobierno ha justificado el veto a las medidas aprobadas sin su visto bueno por el Congreso a que tienen consecuencias económicas y pueden ser paradas legalmente si modifican los ingresos o gestos del Presupuesto.
El portavoz del Ejecutivo y ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, explicó entonces que las medidas a las que se levantó la prohibición eran el calendario de la Ley de Educación y una normativa sobre de las condiciones laborales de los trabajadores subcontratados.
La debilidad parlamentaria de los populares también se refleja  en las comisiones de investigación que se han puesto en marcha en el Congreso. Ante el coste político que supone para el partido de Mariano Rajoy la investigación parlamentaria de sus finanzas cuando todavía se juzgan los casos Gürtel y Púnica, el Grupo Parlamentario Popular presentó el pasado viernes un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la Comisión de Investigación del Congreso relativa a la presunta financiación ilegal del PP. Los populares se han quejado en numerosas ocasiones que la comisión que investiga sus cuentas "no tiene límite temporal, ni ámbito temático ni ámbito territorial determinados".
El coordinador general del partido, Fernando Martínez Maillo, espera que los magistrados pongan límite a las comisiones de investigación parlamentarias que afectan al PP. "Queremos que el Tribunal Constitucional entre al fondo del asunto. Y que sea el Alto Tribunal el que decida los limites constitucionales de las comisiones de investigación para evitar esperpentos como se están produciendo en esta comisión o esperpentos como en la comisión sobre Jorge Fernández Díaz", comentó Martínez Maillo.

Alcance político de los tribunales

Para entender el alcance político de la utilización de los tribunales, uno de los mejores ejemplos es la oferta pública de empleo (OPE) de la policía autonómica vasca, la Ertzaintza. El Gobierno central ha recurrido durante los últimos años ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco esta OPE. La última vez fue en diciembre de 2016 cuando el Gobierno vasco pretendía abrir un proceso para contratar a 250 policías.
La necesidad del apoyo del PNV para aprobar los Presupuestos de 2017 cambió la percepción del Gobierno de las necesidades policiales del Gobierno vasco. El Ejecutivo de Mariano Rajoy retiró el recurso y el PNV justificó su apoyo por el  desbloqueo de la plantilla de la Ertzaintza, entre otros beneficios.
En otros casos, los recursos al TC se convierten en otra fórmula para hacer oposición en las comunidades donde no gobierna el Partido Popular. En lo que llevamos de 2017 en Ejecutivo ya ha planteados recursos de inconstitucionalidad por leyes tan dispares como la   Ley de Exclusión Social de Extremadura por considerar que invade las competencias estatales y que conduce a "cuartear" la unidad del territorio nacional,  la Ley de toros de Baleares, porque entiende que la nueva ley autonómica vulnera la tauromaquia como bien cultural y que el Estado tiene el deber de proteger ese patrimonio, la Ley de abusos policiales del País Vasco, porque el Gobierno  considera que atribuye funciones de investigación sobre delitos pasados que "estarían reservados exclusivamente a jueces y tribunales de Justicia", o la Ley de la jornada laboral de Andalucía, que ha supuesto la paralización de  la jornada de 35 horas semanales de los empleados públicos.
La memoria del Tribunal Constitucional del año 2016 recoge que 16 de lo 32 recursos de inconstitucionalidad interpuestos ante el Alto Tribunal fueron impulsados por el Gobierno de Mariano Rajoy. El resto, 13 se impusieron por gobiernos y parlamentos autonómicos respecto a leyes estatales y 3 por diputados y senadores. Este año el Gobierno volverá a ser unos de los sujetos que más trabajo demandarán de los magistrados del TC.

7.28.2017

Los españoles tienen menos trabajo pese a caer el paro y subir el empleo EL PULPITO LAICO

La EPA revela cómo, pese al descenso del paro y el aumento de la ocupación, en España se trabajan 108 millones menos de horas cada semana que antes de la crisis, el equivalente a 2,6 millones de empleos a jornada completa


EDUARDO BAYONA
Los españoles cada vez tienen menos trabajo, por mucho que el Gobierno se jacte de que el número de parados se sitúe por debajo de los cuatro millones por primera vez desde 2008 y de que la cifra de ocupados vuelve a acercarse a los 19 millones.
Esa dos realidades, la caída del paro y el aumento del empleo, enmascaran otras como el constante deterioro del mercado de trabajo por la vía de la precarización y como la merma de la ocupación: el tiempo de trabajo, las horas que cada ocupado dedica a sus tareas, lleva una década reduciéndose, en un proceso que se ha acelerado con los brotes verdes.

El número total de horas semanales trabajadas por los ocupados en el segundo trimestre de este año ha sido de 613,8 millones, 36,07 más que en el cierre de junio de 2014 (577,78), cuando comenzó la recuperación de las variables macroeconómicas, pero 108,1 millones menos que en la misma fecha de 2008 (722), cuando el país batía su récord de ocupación.

Dos horas y media menos por trabajador

La salida de la crisis con recetas precarizadoras como una reforma laboral que en cinco años ha arrollado a más de un millón de trabajadores (235.914 despidos, 228.085 reducciones de jornada y 733.747 suspensiones de contrato), junto con la escasa eficacia de las herramientas de distribución de la renta, ha hecho el país registre al mismo tiempo las mayores cotas de riqueza y de desigualdad a base de devaluar las condiciones de trabajo.
Y esa tendencia se está agudizando, según revela el cruce de los datos de ocupación con los de tiempo de trabajo de la EPA, tomando como referencia el ecuador de cada año, que marca el mayor volumen de trabajo de cada ejercicio.
Al final del segundo trimestre de 2008, en la fase de mayor ocupación laboral de la historia de España, 20,6 millones de personas trabajaban una media semanal de 722 millones de horas, lo que da una media de casi 35 horas (34,97). Seis años después, en junio de 2014, tras el mayor proceso de destrucción de empleo del que hay datos en el país, ese promedio se había reducido en casi una hora y 45 minutos: 17,3 millones de ocupados trabajaban 577,78 millones de horas, a 33,29 por cabeza. Y, tres años después, tras un trienio de recuperación, el ratio había bajado otros 42 minutos, hasta las 32,6 horas que salen de repartir 613,8 millones de horas por 18,81 millones de trabajadores.

Una merma de 2,7 millones de empleos

Es decir, que, pese a la creación de empleo, los sectores productivos españoles ofrecen 5,6 billones menos de horas de trabajo que antes del estallido de la burbuja y el inicio de la crisis internacional, que se llevaron por delante 144,2 millones de horas de trabajo semanal.
En números redondos, desde el inicio de la recuperación macroeconómica el paro ha caído un tercio (de 6 a 4 millones de desempleados), la ocupación solo ha aumentado un 11,2% (de 16,9 a 18,8 millones de empleados) y el trabajo únicamente ha aumenta un 6,2%: de 577 millones de horas semanales a 613.
Esas 108,1 millones de horas semanales pendientes de recuperar para alcanzar los niveles de ocupación del verano de 2008 equivalen a 2,7 millones de puestos de trabajo de jornada completa.

Del 84% de la jornada al 60%

La pérdida por ocupado desde 2008 es de casi dos horas y media semanales (de 34,97 a 32,6), y nada indica que vaya a mejorar. La EPA revela una clara tendencia a reducir el tiempo ocupación. Los 1,46 millones de empleos creados entre los meses de junio de 2014 y de 2017 han coincidido con un aumento de 36,07 millones de horas trabajadas por semana, lo que supone una media de 24 horas por puesto.
El desplome es algo menor, hasta 26,65 horas, si la referencia se atrasa al primer trimestre de 2014, fecha inicial de la recuperación, desde la que hay 1,82 millones más de ocupados mientras el volumen semanal de horas trabajadas ha aumentado en 49,64 millones.
En cualquier caso, nueve años y una crisis después, los españoles ocupados han pasado de trabajar un 87,4% de la jornada máxima de 40 horas que contempla en Estatuto de los Trabajadores, como media, a convivir con una creación de empleo que cubre únicamente un 60% de ese tiempo.

Desplome salarial

Ese recorte de las horas de trabajo, del que hay que detraer seis millones de horas extraordinarias, la mitad de ellas realizadas por 338.200 trabajadores que no las cobran, afecta a todos los sectores productivos y tiene efectos obvios en las nóminas de los trabajadores.
Así, las estadísticas de la Agencia Tributaria rebelan cómo entre 2008, el año récord de empleo en España, y 2011, en plena crisis, la nómina de los españoles se redujo en casi 2.000 millones de euros. Los ingresos computables en el IRPF, con aportaciones a planes de pensiones y cobro de atrasos incluidos, pasaron de 397.317 millones de euros a 395.337 mientras el número de declarantes aumentaba en casi 80.000 (de 19,38 a 19,46 millones) lo que supone un claro indicio del avance de la precariedad: más gente trabajaba menos tiempo por una menor cantidad de dinero.
Ese proceso se intensificaría en los cuatro años siguientes, entre 2011 y 2015, cuando, tras la entrada en vigor de la reforma laboral, la nómina conjunta cayó a 393.321 millones de euros y el volumen de contribuyentes que habían trabajado a lo largo del año subió a 19,48.

Tocando fondo, editorial de Público (EL PULPITO LAICO)

La imagen del presidente del Gobierno entrando a escondidas en la Audiencia Nacional, declarando no a todo con arrogancia desde su pupitre especial, protegido por un juez cuartelero y más asustado incluso que el testigo, y saliendo a toda prisa de la cita para presumir ante las cámaras oficiales de estar orgulloso de haber colaborado con la Justicia y de haber sido el artífice de un Pacto de Estado contra la violencia de género “valorado en 1.000 millones de euros” es una metáfora que resume la histórica jornada en que tocó fondo la democracia española. 
En la instantánea borrosa y amarillenta del presidente-plasma se entreveían todos los vicios y delitos forjados durante 40 años de setentayochismo reconcentrado: el desprestigio de todas las instituciones presentes en la sala; el presidencialismo de facto que gobierna el país sin soporte constitucional; la impunidad de los poderosos, garantizada por el tenaz asalto a la separación de poderes perpetrado por el PP; y un despliegue mediático imponente, irónicamente controlado en un 95% por los mismos poderes corruptos que esa Justicia ocupada intenta combatir... 
La declaración en sí misma fue una farsa: el presidente del partido más corrupto de Europa dijo no conocer las actividades corruptas de una trama de la que ha sido dirigente de primera línea desde hace 30 años. Adujo que en el periodo investigado, y más allá, él solo se ocupaba de los asuntos políticos, y no de los económicos o contables: como si los responsables políticos del partido hubieran sido engañados por tesoreros malvados, como si esos líderes ignoraran que el modus operandi del partido conservador ha sido, desde su nacimiento y hasta hoy mismo, financiarse ilegalmente mediante un sistema codificado de extorsión a empresas: dinero B a cambio de contratos públicos. Simpático argumento, si no fuera tan pueril. 
La buena noticia del día, el síntoma de que la democracia funciona, nos cuentan los defensores de este statu quo putrefacto todavía vigente, es que un presidente del Gobierno en ejercicio ha tenido que declarar como testigo ante los jueces por un asunto de corrupción. Bueno, dicho así suena hasta razonable. Y ese es justo el problema: lo extraordinario, lo intolerable, lo inaceptable, se ha convertido en España en lo razonable, en la rutina, en un día más en la oficina.
Y ahí radica, precisamente, la gravedad del momento político que vivimos: Rajoy es el presidente de una organización criminal que lleva años saqueando las arcas públicas, gobernando contra el interés general, amordazando la disidencia y legislando para los amigos y los cómplices. Que el PSOE y Ciudadanos (y Podemos, por inacción) permitieran a Rajoy seguir gobernando fue una vergüenza además de una desgracia. La comparecencia judicial del presidente el 26 de julio solo es un eslabón más en una larga cadena de mendacidades y despropósitos anunciados. ¿Podrán o querrán los representantes de la voluntad popular desalojar a este nefasto personaje del poder y comenzar a revertir el hundimiento de las instituciones exdemocráticas? Probablemente la respuesta sea negativa. Pero es la única solución a este bochornoso espectáculo, a este patético modo de tocar fondo, a esta vergonzosa manera de seguir cavando haciendo como que no pasa nada, mirando hacia otro lado. 

7.26.2017

Sin Gemma después de treinta años (nuevatribuna.es, 14/07/2017), de la Catedrática de Lengua Española María Dolores Amorós

El grupo Prisa de ha quitado de encima a Gemma Nierga, sin motivos conocidos, después de treinta años trabajando en la SER.

Hay ocasiones en que lo mismo da uno que otro, pero en el caso de Gemma, quienes la hemos seguido en sus diferentes apartados no la podemos sustituir por cualquiera, por muy buen historial que tenga el sustituto.

Gema tiene el problema de sus cuerdas vocales. Recuerdo cuando la operaron, la operación no era sencilla, pero Gemma salió adelante.

Cuando Gemma dirigía las tardes a mí me tenía embebida, y solo cuando el programa acababa, resucitaba yo. Escuché por vez primera la voz de Manuela Carmena, siendo Juez de Vigilancia Penitenciaria. Recuerdo a los amigos y grupos que Gemma aglutinaba a su alrededor. Me viene a la cabeza la maravilla de Radio Nicosia que salía los viernes, "mantener los programas en la Ventana con Gemma Nierga los viernes en le SER". Personas muy inteligentes contando sus experiencias cuando había que meterles el chute porque su cabeza lo necesitaba, y lo mucho que sufrían.
Otro de los días amables, el martes, era cuando Gemma conectaba con Valdemoro. Los presos contaban los problemas por los que habían sido encarcelados, cómo se portaban con ellos los carceleros, su propia y ascendente mejoría para una inclusión social... Era como estar allí, dentro de la cárcel misma y ver a la gente recluida. A la vez los presos se acercaban un poco a la realidad de extramuros.


En la Ventana me familiaricé con Manolo García; desde entonces he seguido su trayectoria musical, y puedo decir que me encanta.

El día de Juan José Millás, creo que era los viernes, era una gozada de aprendizaje desde casa.
Había música con esa familiaridad de Gemma para con los autores.

Ahora, por la mañana, la he podido escuchar menos, pero lo que me ha 'caído' me ha gustado mucho. Quizás no por el contenido, sino por la forma de presentarlo Gemma, con esa familiaridad hasta el punto de que igual mencionaba a sus hijos cuando el tema lo requería.

No creo que sepa la SER el enorme vacío que Gemma deja en esta cadena.

Recuerdo que fue muy controvertido el mensaje premonitorio que dijo Gemma a raíz del asesinato de su contertulio y amigo Ernest Lluch el 21 de noviembre de 2000, por la banda terrorista ETA. Fue objeto de una gran polémica cuando en la manifestación en repulsa por el asesinato hizo las siguientes declaraciones:
"Estoy convencida de que Ernest, hasta con la persona que lo mató hubiera intentado dialogar: ustedes, que pueden, dialoguen por favor".

Tenía razón. Además si Aznar en aquellos momentos ya había hablado con ETA, ese "movimiento de liberación vasco"

Solo el diálogo puede traer la paz en estos asuntos de barbarie terrorista.

Gemma, yo también me voy de la SER. Tú eras la excepción para mantenerme algún rato ahí. Sin ti, nada vale esta emisora del Grupo Prisa.

Gracias por lo mucho que nos has dado. Suerte, amiga, así te considero.

7.21.2017

Elpidio y Blesa Miguel Blesa y Elpidio Silva Jesús Cintora (EL PULPITO LAICO)

Hoy ni Elpidio Silva ejerce como juez ni Miguel Blesa de la Parra tiene el poder de librarse de la cárcel en cuestión de días: uno ha muerto y otro sufre la muerte de su carrera judicial en vida
  Sonó la voz de Elpidio Silva al otro lado de mi teléfono y compartimos la noticia de la muerte de Miguel Blesa de un disparo. No sentí rencor en esa llamada. Con el juez apartado de su carrera tras meter al banquero en la cárcel comentamos que era el momento de respetar a la familia. Ellos deben tener su momento de duelo. Aunque sea el que no tuvieron los familiares de muchos preferentistas que murieron sin recuperar sus ahorros. Elpidio recordó conmigo a ese Blesa muerto de miedo. Al acusado que se agarraba fuertemente al asiento cuando temía que el juez lo enviara a prisión. Fue entonces cuando Silva vio ante él a alguien que se había creído el más grande, pero quedaba reducido prácticamente a la nada. Tanto para esto. El estirado cazador se encogía, porque deseaba escapar y no haber estado nunca allí. Hoy, ni Elpidio ejerce como juez, ni Blesa de la Parra tiene el poder de librarse de la cárcel en cuestión de días. Uno ha muerto y otro sufre la muerte de su carrera judicial en vida. El pánico de Blesa lo ha fulminado un disparo y evita definitivamente la cárcel. Silva comparte como abogado el sentimiento de los que no quieren morir sin ver que se hace justicia. Una caja quebrada, un rescate bancario, preferentes, sobresueldos, saqueo, derroche, vicios pagados por todos... La carrera iniciada porque Blesa era amigo de Aznar termina con la muerte violenta de un banquero en España. Otro sobresalto. Uno más. Hace unas horas daba la vuelta al mundo la detención del presidente de la Federación Española de Fútbol y ahora queda ensombrecida por la trágica muerte de uno de los principales banqueros españoles. Se comenta fuera de nuestras fronteras y se recuerda su vínculo con la corrupción en España.

Farruqo
 
El disparo que termina con Blesa es, en definitiva, otro triste episodio en lo más negro de la historia reciente de nuestro país. El protagonista, condenado y a la espera de más penas, desaparece trágicamente marcado por la corrupción. Esa que a muchos nos avergüenza como españoles y otros aún aparentan vivir como si fueran casos aislados.

7.12.2017

Zoido tiene razón: el efecto llamada existe Antón Losada (EL PULPITO LAICO)

Todo aquel que piensa que él es la Justicia siente la poderosa llamada de la cartera del Interior y acude como los osos a la miel o las moscas a la mierda
El ministro ha demostrado que se perdió el capítulo de Barrio Sésamo dedicado a la humanidad

Alguien debe vencer el miedo a la corrección política y alguien tiene que decirlo. Aunque el ministro Zoido no lo sepa, tiene razón. Existe un "efecto llamada", pero no entre los migrantes, sino entre los ministros del Interior. Todo aquel que piensa que él es la Justicia siente la poderosa llamada de la cartera del Interior y acude como los osos a la miel o las moscas a la mierda.
Todos los tipos algo toscos en su manera de expresar su respeto a la legalidad vigente, confusos a la hora de manejar los conceptos de ley y orden, dispersos a la hora de distinguir entre el trabajo de policía al servicio de los ciudadanos y el trabajo de vigilante al servicio del ministro, con dificultades para empatizar con todo aquel ser humano que venga de fuera, hable otra lengua o sea diferente, se sienten irremediablemente llamados por un cargo que, al parecer, les permite hacer realidad esos sueños húmedos seguramente pergeñados durante tantas horas de películas de Charles Bronson y Chuck Norris.
La evidencia empírica sobre el "efecto llamada" en el Ministerio del Interior se acumula de manera abrumadora e incontestable. Primero tuvimos a Jorge Fernández Díaz, el ministro con un ángel que le aparcaba el coche, una brigada de Vengadores que le ayudaban a defender la unidad de España con sus dosieres y un ultraradar que le permitía detectar bolivarianos, independentistas e inmigrantes ilegales sólo con oírles respirar. Quedan ya para la Historia los centenares de miles de migrantes que acampaban a las puertas de Ceuta y Melilla listos para invadirnos y que sólo el ministro podía ver con sus superpoderes.
Ahora tenemos a Juan Ignacio Zoido, el ministro que siempre tiene algo que hacer en Sevilla los fines de semana, reparte medallas y destinos dorados entre los más leales y fieles servidores de su excelentísimo antecesor y avisa a las ONG que les va a poner un código de conducta para que dejen de animar a los migrantes a cruzar el Mediterráneo prometiéndoles unas vacaciones inolvidables con rescates llenos de riesgo y aventura excitantes. Su elaborada distinción entre "ayudar", "favorecer" y "potenciar" para insinuar que los rescates de las ONG promovían un "efecto llamada" a la inmigración irregular demuestra que se perdió el capítulo de Barrio Sésamo dedicado a la humanidad.
Por supuesto, no existe ese supuesto "efecto llamada" que atrae a miles de migrantes que escogen su ruta perfectamente informados sobre las ventajas de las diferentes legislaciones migratorias nacionales, las comodidades de los barcos de las ONG o la permisividad de las vigilancias fronterizas conchabadas con mafias que siempre corrompen a las policías de los demás –nunca a la nuestra–.
No encontrarán un solo dato oficial o fiable que respalde las existencia de un efecto que solo se basa en los prejuicios, el racismo encubierto y la xenofobia disfrazada de preocupación por las victimas de las mafias. Al contrario, la información disponible nos dice que son países como Italia o Grecia quienes soportan hasta diez veces más la supuesta presión migratoria o "portuaria" que el Ministro alega para que España incumpla sistemáticamente sus compromisos de acogida con la UE mientras, eso sí, cobra puntualmente los millones de euros que Bruselas paga generosamente para financiar esos mismos compromisos incumplidos.

...que manera de avergonzarnos como ciudadanos, los que presumen de espíritu religioso, arrebatan a los pobres lo que les corresponde...y no es porque estén mal retribuidos 

 

El Gobierno afronta los primeros síntomas de fatiga: "Bastante tenemos con seguir vivos" de Lucía Méndez (EL PULPITO LAICO)

Superados los primeros meses del segundo mandato de Rajoy algunos observadores empiezan a entrever cierto «cansancio psicológico y político». Más allá de evitar el polvorín catalán y aprobar los Presupuestos, la acción política es inexistente.





El Gobierno de Mariano Rajoy ha cumplido ocho meses y aparece aquejado de cierta fatiga política. Su minoría en el Congreso, la presión sostenida de los grupos de la oposición, el veneno de los escándalos de corrupción y las propias hechuras de un Gabinete montado básicamente sobre los restos del anterior de la mayoría absoluta dibujan un Poder Ejecutivo sin capacidad para la iniciativa política. Al albur de los acontecimientos de cada día y de la agenda que le marcan desde fuera.
La bajada de la marea de los tiempos revueltos de la depresión económica arroja a la playa de la actualidad, de vez en cuando, los restos de viejos rencores y cuitas de la familia política de Mariano Rajoy. La vendetta de José Manuel Soria contra Cristóbal Montorodesvelada por EL MUNDO es un síntoma de que los amigos que el presidente dejó en la estacada no acaban de asumir en calma su realidad de ex políticos.
El presidente del Gobierno desactivó al inquieto grupo (G-5) constituido por sus amigos para servir de valladar al poder de la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, y uno de los miembros del club, José Manuel Soria, aún sigue sangrando por esa herida. Los que aún frecuentan su compañía hablan de un hombre solo y dolido, que se siente víctima de la cacería desatada contra él por Cristóbal Montoro, que sigue en el Gobierno dispuesto a batir el récord de permanencia en el Ministerio de Hacienda, gracias al respaldo incondicional de Rajoy. «Son cosas que pasan cuando un Gobierno tiene más pasado por detrás que futuro por delante», asegura un destacado miembro del PP.
Precisamente aquí descansa el nudo gordiano del «cansancio psicológico y político» que algunos observadores internos aprecian en estos primeros meses del segundo mandato de Rajoy. En la renuncia del presidente a concebir un Gobierno de refresco, capaz de imprimir un nuevo impulso político y reformista, más allá de la gestión burocrática y administrativa. Los esfuerzos del Ejecutivo se centran (al 50%) en la aprobación de los Presupuestos y en evitar el estallido del polvorín catalán. Lo primero lo ha solventado con un reparto de dinero fresco para satisfacer a los grupos que tienen que respaldar el techo de gasto: Ciudadanos, PNV y los diputados canarios. El conflicto de Cataluña lo encara con recursos legales. Más allá, la actuación política del Ejecutivo está inédita.


Nadie en el Ejecutivo quiere asomar la cabeza ni meter la pata
Este diario ha consultado con personas relevantes del Gobierno y del PP para pulsar el estado de salud política del Ejecutivo que preside Mariano Rajoy. Sus reflexiones describen un marco limitado de actuación en una legislatura que avanza por los pelos. Con estabilidad económica, pero sin reformas políticas. Y con el miedo de los ministros a la reprobación parlamentaria como telón de fondo de su gestión. Nadie quiere asomar la cabeza ni meter la pata. Por eso el ministro más visible es Cristóbal Montoro, que no puede ser reprobado porque ya lo ha sido. Y a quien la satisfacción del cargo le compensa de otros disgustos. En los cajones de los ministerios esperan iniciativas legales que no ven la luz porque los altos cargos no quieren exponerse a los revolcones parlamentarios. Ante la duda de si los proyectos pendientes podrán ser tramitados con éxito en las Cámaras, sostienen los secretarios de Estado, más vale no meterse en líos. Una recomendación que el presidente Rajoy ha elevado a la categoría de las bellas artes de la política española.
Así ven al Gobierno los dirigentes consultados por este diario.
«Nos espera un septiembre complicado. Es una paradoja que la fortaleza de la recuperación económica no vaya acompañada de un aumento del crédito político del PP. Las encuestas de intención de voto reflejan una contracción de los nuestros. El impacto de la corrupción está siendo demoledor para el Gobierno. Mientras había miedo a una alternativa de izquierda radical, la economía era un factor de estabilidad. Ahora, cuando la situación económica remonta, podría suceder que muchos ciudadanos empiecen a pensar que un Gobierno acosado por la corrupción es un problema para que la economía vaya a mejor y la recuperación se consolide. Hay un cierto desgaste psicológico que se traduce en fatiga política. Este Gobierno es heredero del año agónico electoral. Rajoy creyó que había ganado por goleada el partido, pero aún tenía que jugar el segundo partido y ha salido al campo con los mismos jugadores cansados. Y ante una parte de la opinión pública, el Gobierno sigue apareciendo como lejos de la realidad de la calle».


"Bastante tenemos con seguir vivos con la minoría parlamentaria y la corrupción"
«Es un Gobierno sin frescura ni recambio, las áreas fundamentales las siguen llevando las mismas personas, que tienen mucho plomo en las alas. Su actuación política es limitada, porque tiene mucho por detrás y poco por delante. El asedio de la corrupción condiciona bastante. Lo peor no es la comisión de investigación parlamentaria, sino las comisiones de investigación que funcionan cada día en los juzgados. Y psicológicamente, resulta difícil de asumir pasar de una mayoría absoluta a una minoría que no permite aprobar leyes».
«Veo al Gobierno un poco soso, aunque no cansado. Sí con una sensación de labor de burócratas. Un grupo de soldados disciplinados que se dedican únicamente a obedecer al jefe. No existe mucho pulso político porque no puede haberlo. Gestionamos la minoría de Gobierno más exigua de la historia de la democracia. Y bastante tenemos con salir vivos de esta. Los ministros no pueden enviar proyectos de ley al Congreso, porque están demasiado ocupados en defenderse de la mayoría del Congreso que tiene capacidad para reprobarlos».


"La comunicación no la lleva Méndez de Vigo, sino el PP y el grupo del Congreso"
«Se aprecia un temor a hacer política, miedo a meter la pata, a asumir riesgos. Y lo que sale adelante es porque se implica personalmente Rajoy, como la negociación de los Presupuestos. La política la hace él. Trabaja bien las relaciones personales con Rivera, el PNV, los canarios. Los ministros están aquejados del miedo a la reprobación. Nadie quiere ser reprobado. El miedo paraliza y se traduce, lógicamente, en una falta de impulso e iniciativa políticas. El partido, sin embargo, ha recuperado pulso. Aunque la secretaria general apenas tiene tiempo de ocuparse en su labor de visitar a todas las tropas que tenemos en el extranjero. La comunicación del Gobierno, por ejemplo, la llevan el partido y el grupo parlamentario. Íñigo Méndez de Vigo está más preocupado por salir indemne de las ruedas de prensa de los viernes que por trasladar mensajes políticos. Y hay ministros nuevos, como Dolors Montserrat, que metieron la pata una vez y no han vuelto a salir. Pero las reglas del juego de la política incluyen que si te ponen en primera línea, tienes que estar dispuesto a desgastarte».
«Puede parecer, en efecto, que no hay acción política. Pero la situación es muy difícil. Tenemos un socio, Ciudadanos, débil, asustadizo, que no soporta la presión, que no asume compromisos más allá de lo mínimo imprescindible. Aun así, lo más relevante es que la figura de Rajoy ha salido reforzada de todos y cada uno de los debates parlamentarios. Se está fortaleciendo su perfil de líder internacional, cada vez más sólido. Hay una concentración de todo el impulso político en la figura del presidente. El acuerdo más relevante, el único relevante, para la duración de la legislatura, es el presupuestario. Y ahí no se han ahorrado ningún tipo de esfuerzos. La estrategia en Cataluña es un acierto. Los independentistas buscan el error del Gobierno, una respuesta desproporcionada, que alguien salga herido para montar un escándalo internacional. Rajoy les está ganando por agotamiento. El nacionalismo seguirá deteriorándose. Las clases medias que representaba CiU se sienten huérfanas. Y si Rajoy tuviera que adoptar una medida que parezca drástica, es porque se habrá quedado sin alternativa».

7.11.2017

Los datos que el Gobierno oculta de Ignacio Escolar El pulpito laico

El Gobierno de Mariano Rajoy está pleiteando en la Audiencia Nacional para no contestar a 37 preguntas incómodas


¿Cuántos hemos pagado todos los españoles por los sobrecostes de las grandes obras públicas? Es una pregunta pertinente porque detrás de estos ‘modificados’ en el precio de las líneas de AVE, las carreteras o los aeropuertos en ocasiones se esconde corrupción o mala gestión del dinero público. Las grandes constructoras se comprometen a un precio en los concursos que rara vez cumplen. En España, la factura final casi siempre aumenta. ¿En cuánto dinero? Es un secreto de Estado, tan confidencial que el Gobierno de Mariano Rajoy ha decidido acudir a los tribunales para que siga estando oculto. Hablamos de cientos de millones de euros cada año.
En diciembre de 2016, eldiario.es solicitó al Ministerio de Fomento los datos sobre los modificados de la gran obra pública de los últimos años: en cuánto aumentó el precio final sobre el presupuesto de adjudicación de los concursos públicos entre 2008 y 2015, un periodo en el que el Ministerio de Fomento presupuestó 30.000 millones de euros para estas obras. El Gobierno se negó a responder, pero el Consejo de la Transparencia nos dio la razón y obligó a Fomento a hacer públicos estos datos.
¿La respuesta del Gobierno? Recurrir a los tribunales. Presentar un recurso ante la Audiencia Nacional para intentar que esa información no salga a la luz. Gastar recursos de la abogacía del Estado para que los ciudadanos no sepan cómo se emplea el dinero de sus impuestos.
No es siquiera la primera vez que el Gobierno pleitea contra el Consejo de la Transparencia –otro órgano nombrado por el propio Gobierno– para esconder información que debería ser pública. Desde que entró en vigor la ley de Transparencia, el Gobierno ha presentado 37 recursos en la Audiencia Nacional ante 37 preguntas cuyas respuestas el Ejecutivo prefiere no contestar.
Entre otros temas, además de los sobrecostes de la gran obra pública, el Gobierno está pleiteando para no dar el listado de los pasajeros en vuelos oficiales del Ejército del aire, para no contar cuánto cobran los directivos de RTVE, para no proporcionar el listado de sociedades en el extranjero que se acogieron a la amnistía fiscal o para no proporcionar los datos del reparto de la publicidad institucional entre distintos medios.
Varias de estas peticiones de información tienen como origen preguntas de eldiario.es ante el Portal de Transparencia. A pesar de estos recursos del Gobierno ante la Audiencia Nacional, vamos a seguir peleando para que esta información salga a la luz. Probablemente cuando se conozcan los datos se entenderán también los motivos para no hacerlos públicos. Solo tienen miedo de la transparencia aquellos que tienen algo que esconder.

...llegarán nuevas elecciones, y si no hacemos un esfuerzo por no olvidar y recordar a amigos y vecinos la larga triste historia de la gobernanza que nos ha empobrecido a la mayoría y arruinado hasta la deseperación y la pérdida de dignidad y autoestima a millones de familias, además de obligar a emigrar a nuestros jóvenes bien preparados con el dinero público para terminar la mayoría en trabajos basura, por inercia, cobardía, intereses mezquinos, seguiremos sufriendo la misma deplorable situación.